Medusas

Guía de las medusas

Las medusas provocan la fascinación de muchas personas. Estas especies marinas resultan un misterio para nosotros pues, luego de varios estudios, aún desconocemos varios aspectos de su vida y desarrollo. Para adentrarnos un poco más en el universo de estas bellas criaturas, hemos preparado este portal con información variada sobre estos impresionantes animales.

Alimentación de las medusas

Se alimentan principalmente de plancton, crustáceos, huevos de peces, otras medusas y peces pequeños, por lo que son considerados animales carnívoros. Tienen un agujero en medio de su campana por el que ingieren los alimentos y también defecan. Cazan de forma pasiva y utilizan sus tentáculos a manera de red. Otro aspecto que les facilita la caza es su manera de nadar, pues al desplazarse hacen que un mayor número presas quede más próximo a sus tentáculos.

Grupos de medusas

Principales depredadores

Sus principales depredadores son otras especies de medusas, aunque también pueden ser presa de atunes, tiburones, peces espada, tortugas marinas y alguna de las especies del salmón del Pacífico. En ocasiones, es probable que algunas aves marinas se alimenten de estas medusas, pero solo por accidente, pues su verdadero objetivo es capturar a los crustáceos que se adhieren a la campana de las medusas.

Formación de grupos o floraciones

El proceso de formación de floraciones de medusas no es simple. En él intervienen diversos factores como las corrientes de los océanos, la temperatura, la concentración de nutrientes, la incidencia del sol, la disponibilidad de alimentos, la estación, el número de depredadores en la zona y los niveles de oxígeno. Producto de la acción de las corrientes oceánicas, las medusas se congregan en grandes colonias en las que puede haber miles de ejemplares.

Poblaciones de medusas

Recientemente, un estudio del nado de las medusas reveló que los pólipos detectan las corrientes oceánicas y nadan en su contra con el propósito de agruparse en colonias. Las medusas sobreviven mejor en las aguas con altas concentraciones de nutrientes pero con bajo contenido de oxígeno, a diferencia de otras especies marinas, por lo que pueden alimentarse del plancton sin preocuparse por la competencia.

También se benefician del alto contenido de yodo de las aguas más saladas, pues los pólipos lo utilizan para convertirse en medusas. Otro aspecto que puede contribuir a la formación de colonias es el ascenso de las temperaturas del mar, pues muchas especies pueden sobrevivir en las aguas más cálidas.

Poblaciones de medusas

Existen varias hipótesis sobre las poblaciones de las medusas: una plantea que la acción del hombre ha influido en el aumento de la frecuencia con que se forman las colonias de medusas en todo el planeta. Se cree que existen áreas donde las medusas habitan nichos ecológicos donde habitaban con anterioridad otras criaturas ya desaparecidas producto de la pesca indiscriminada, pero no existen datos que prueben esta idea.

La pesca indiscriminada de sus principales depredadores y la alta disponibilidad de nutrientes ha hecho que las poblaciones de medusas se expandan a nivel global. La agitación de los sistemas marinos también contribuye a la proliferación de las medusas, entre otras cosas, gracias a que frecuentemente se alimentan mediante el tacto y no a través de la vista, lo que las vuelve capaces de alimentarse en la noche y/o las aguas turbias.

Fotos del hábitat de las medusas

Cuando las medusas ocupan algún territorio, es poco probable que los peces se restablezcan allí, pues las medusas pueden alimentarse de sus huevos y larvas.

Una parte de las poblaciones de medusas que han crecido notablemente en los últimos años, son especies invasivas son especies invasivas que vienen desde otros hábitats como las zonas centrales y orientales del Mediterráneo; Hawai; los mares Caspio, Báltico y Negro; y partes tropicales y subtropicales del Atlántico oeste como el Caribe y Brasil. Estas poblaciones invasivas se expanden con rapidez porque, por lo general, no se enfrentan con depredadores en el nuevo hábitat.

El aumento de los nutrientes también es otro aspecto influyente en la expansión de las medusas. Los científicos aseguran que los ecosistemas con gran cantidad de nutrientes garantizan la nutrición de aquellos organismos que sirven de alimento a las medusas. Asimismo, el propio aumento del número de medusas, es señal de que el ecosistema no está funcionando bien.

Movimiento de las medusas

Hábitat de las medusas

La mayoría de las medusas son animales de mar, pero también existen especies de agua dulce. Sobre todo las Hydromedusae, cuyo ejemplo más notable es la medusa cosmopolita de agua dulce Craspedacusta sowerbii, cuyo diámetro mide menos de 2.5 cm y cuyo cuerpo no posee ninguna coloración. También existen poblaciones que solo habitan en los lagos, como el caso de la medusa de los lagos en Palau.

Pueden habitar lo mismo cerca del plancton como en el fondo del mar. La medusa del revés del género Cassiopea, suele permanecer en el fondo de lagunas de poca profundidad. A otras medusas como las Staurocladia y Eleutheria les rsulta casi imposible el desplazamiento o el nado con sus tentáculos por los fondos rocosos o los brotes de algas.

Una buena parte de las Hydromedusae y Scyphomedusae que viven en las costas, pueden ser vistas en el fondo para dejar de nadar y descansar por un tiempo. Las Stauromedusae pueden encontrarse adheridas a cualquier elemento firme del lecho marino como algas o rocas.

Medusas HD

Movimiento de las medusas

La mayoría de las especies de medusas no pueden nadar, sino que flotan. Se desplazan flotando o dejándose llevar por las corrientes marinas y el viento. Aquellas medusas que nadan, lo hacen gracias a una especie de mecanismo de propulsión. Esto es que, como se mueven tensando su cuerpo, expulsan chorros de agua del final de sus cuerpos con gran fuerza, y esto hace que sean impulsadas hacia delante.

Guía de medusas

Otras medusas, como las de peine, poseen unas estructuras similares a los pelos llamadas cilias, con las que nadan para desplazarse, independientemente de las corrientes marinas. Contrario a lo que piensan muchos, los tentáculos de las medusas no cumplen ninguna función en el nado o movimiento de estas, solo son utilizados en la caza y alimentación.

Las Carabelas portuguesas tienen un movimiento curioso. Estas utilizan su cuerpo como un dispositivo de flote para nadar por encima del agua, no nadando bajo esta ni flotando.

Existen algunas medusas que pueden nadar a grandes velocidades, teniendo en cuenta su condición. Por ejemplo, la avispa del mar, ha alcanzado velocidades de nado de 5.39 km por hora. Teniendo en cuenta que las medusas se desplazan por las aguas sin controlar su dirección, el ejemplo de la avispa del mar es sorprendente.

La medusa del Mediterráneo, también llamada medusa huevo frito por su forma y color, es una medusa muy habitual en todo el litoral mediterráneo...
En este artículo conoceremos con detalles a los tres grandes grupos en que se clasifican las medusas: Cubozoos, Hidrozoos y Escifozoos...
El contacto con una medusa puede ser muy incómodo. Los efectos de la picadura van desde ningún contratiempo o sensación significativa...
La medusa melena de león ártica, también conocida como medusa gigante por ser de la especie de cnidario escifozoo más grande conocida...
En este artículo analizaremos con detalle a los cnidarios, grupo de animales que se compone de cerca de 10.000 especies de lo más variado...
La proliferación de las medusas es un fenómeno notorio en los últimos años, especialmente en los meses de verano donde los grandes...
La medusa común es conocida también como medusa platillo, medusa sombrilla o sobre todo como medusa luna. En este artículo analizaremos...
¿Quieres conocer a las medusas más venenosas del mundo? Hemos preparado un top con las 5 medusas más venenosas de todo el planeta...
Al hablar de medusas, lo primero en lo que todo el mundo piensa es en sus picaduras. En las siguientes líneas analizaremos con detalle...
¿Te has preguntado alguna vez cómo se mueven las medusas? Vamos a analizar con detalle como pueden moverse las medusas, para entender...