Medusas luna, guía completa

Medusas luna, guía completa

Medusas luna

El reino animal resulta de gran interés para todos los seres humanos. Particularmente, el mundo que se desarrolla en las profundidades de mares y océanos goza de un atractivo innegable. La fauna marina es tan diversa como fascinante. Parte de este reino de ultramar son las medusas, especies de las que hablaremos hoy en nuestro portal.

Medusas platillo

Características de las medusas luna

La medusa común es conocida también como medusa platillo, medusa sombrilla o medusa luna y su nombre científico es Aurelia aurita. Son animales de una apariencia gelatinosa, sin embargo, poseen una delicada belleza.

Pertenece a la abundante clase de los escifozoos, por lo que puede encontrarse en las aguas superficiales de todo el mundo, tanto en alta mar como en zonas costeras, exceptuando las de muy bajas temperaturas. Es utilizada para consumo humano en las naciones asiáticas, sobre todo en Indonesia y China.

Su nado tiene una forma muy singular, pues lo hace mediante contracciones regulares de su cuerpo. Puede encontrársele sola o en pequeños grupos y generalmente se desplaza dejándose llevar por las corrientes marinas, pues no cuenta con una gran fuerza.

Aunque la picadura de una medusa suele ser muy dolorosa para los seres humanos, esta criatura es inofensiva, por lo que no causa males mayores para la salud del hombre.

Sus principales depredadores son el pez luna, la tortuga laúd, algunas ballenas y otros ejemplares de medusas, especies que amenazan la existencia de la medusa común, aunque la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza no la tiene registrada como una especie en peligro de extinción ni a punto d estarlo.

Medusas sombrilla

Descripción de las medusa luna

Las medusas se distinguen por tener la forma de una seta u hongo. Su constitución es muy simple, pues carecen de esqueleto y de órganos como el corazón o el cerebro. Tampoco posee tráquea, pulmones o branquias, por lo que respira mediante la difusión del oxígeno del agua gracias a una delgada membrana que recubre su cuerpo.

El diámetro de su sombrilla puede oscilar entre los 25 y los 40 cm y, aunque las medusas de mayor tamaño pueden llegar a medir 2 metros de longitud, por lo general no exceden los 5 centímetros de largo.

Alrededor de su sombrilla, cuelgan numerosos y delgados tentáculos, gracias a los cuales es capaz de orientarse, percibir olores, detectar cambios de iluminación y atrapar su alimento.

La medusa no es un pez, es un invertebrado que forma parte de los Cnidarios, junto con los corales y las anémonas. Los ejemplares pertenecientes a este tipo de invertebrados poseen la boca en el centro del cuerpo, rodeada de tentáculos.

Su color es transparente, aunque puede presentar patrones o rayas de tenues coloraciones. Además, posee algunas estructuras de su cuerpo de colores variados. Por ejemplo, las gónadas de estos animales se presentan en forma de herraduras dispuestas simétricamente en torno al centro de la sombrilla. En el caso de los machos estas pueden ser blancas o amarillas, mientras las hembras poseen gónadas rosas o violetas.

Medusas Aurelia aurita

Reproducción y ciclo vital

Las medusas alcanzan su plenitud sexual durante los períodos de primavera o verano. Existe un dimorfismo sexual entre hembras y machos pues pueden ser fácilmente diferenciados por el color de sus gónadas.

La reproducción puede ser tanto de manera sexual como asexual, aunque también pueden reproducirse mediante la fecundación interna. La primera variante se produce gracias a la unión de gametos, que da paso a la formación de huevos que se desarrollan en las gónadas.

Una vez los huevos se han convertido en larvas, estas son liberadas generalmente durante el otoño, y en un breve período de tiempo se vuelven animales fijados a una estructura dura capaces de reproducirse asexualmente liberando pequeñas medusas, cuya madurez acontece a los tres meses de edad. Por lo general, la esperanza de vida de las medusas comunes es de tres a seis meses.

Fotos de medusas luna

Distribución y hábitat

Suelen encontrarse en las aguas de todo el mundo, sobre todo en aquellas de baja concentración salina. Son capaces de soportar temperaturas desde los 6 grados centígrados hasta 31 grados, aunque la temperatura ideal para las medusas se encuentra entre los 9 y los 19 grados centígrados.

Pueden ser encontradas en aguas de todo el mundo, en los océanos Atlántico, Pacífico e Índico, en el hemisferio norte. Se ubican desde los trópicos hasta los 70 grados de latitud Norte.

Comportamiento

Su comportamiento es definido por elementos externos como la obtención de los alimentos. Nada de manera horizontal gracias a las pulsaciones de su sombrilla o campana, la que mantiene cerca de la superficie del agua. De esta forma sus tentáculos tendrán una mayor extensión dentro del agua, permitiéndole atrapar sus alimentos con mayor facilidad.

Alimentación

La medusa común es considerada como una especie carnívora, pues aunque su principal alimento es el plancton, también se alimenta de otros moluscos, protozoos, crustáceos, larvas, gusanos, huevos, hidromedusas, etc.

Puede realizar este proceso de alimentación gracias a una capa viscosa que recubre su cuerpo y por la que atrapa su comida, para luego llevarla a su boca ubicada en el centro de su sombrilla.

Hasta aquí algunos aspectos generales de la medusa común o de la luna, una especie marina que desprende ternura y belleza.

Compártelo en tu red social: